Joven desapareció luego de viajar a Bogotá con su pareja que conoció por internet

El 29 de julio pasado fue la última vez que Kelly Carvajal hizo una publicación en su cuenta de Facebook. Estaba en una moto, abrazaba a un hombre y mandaba un beso a la cámara. La persona con la que aparece en la fotografía es el principal sospechoso de su desaparición.

Kelly lo conoció a través de redes sociales, hablaron un tiempo por ahí y por esos días, terminando julio, él viajó a Cali para conocerla. Se hicieron pareja rápidamente, se ganó la confianza de su familia, y se fue a vivir con ella y su hija, de siete años, según lo indicó en su página web el periódico El Tiempo.

“Con nosotros era normal, el tipo es un labioso impresionante, anda con ropa militar, con insignias, papeles, todo como si fuera del Ejército, tiene una carta que dice que lo van a pensionar, es algo increíble porque tiene una película montada”, explica Jennifer, una de las dos hermanas de la joven desaparecida.

Tal fue el nivel de confianza que este hombre logró en la familia que cuando Kelly, de 27 años, les contó que viajaría con él a Bogotá para acompañarlo a hacer unas diligencias médicas, nadie pensó mal, y acordaron cuidar a su hija mientras volvía.

“Él estuvo como 20 días viviendo en la casa de ella, y le dijo que tenía que irse a Bogotá a unos exámenes porque le tenían que hacer una operación. Viajaron y el man estando allá le dijo a mi mamá que no lo habían dejado venir más, que tenían que operarlo y que no se podían devolver”, afirmó Jennifer. Ellos viajaron en un bus de Cali a la capital del país el 11 de septiembre.

Los días pasaban y la situación inquietó a la familia. Cuando empezaron a preguntarle a este hombre exactamente a qué centro de salud fueron y dónde se estaban hospedando, no volvió a contestar.

Incluso, recibieron algunos mensajes desde el celular de ella, que, según manifestaron, no eran escritos por Kelly. El 30 de septiembre fue la última vez que supieron algo.
Ante el silencio de ella y del supuesto militar, la familia empezó a publicar la denuncia de su desaparición en redes sociales, pero lo que pasó luego los preocupó aun más.

“Nos han escrito personas que nos han mandado la foto de él, diciendo que las estafó, peladas igual que como a mi hermana. Una muchacha incluso nos mandó unos audios y nos dijo que él trabaja con el hermano haciendo eso”, manifestó otra hermana de la joven.

EL TIEMPO estableció que esta persona usa una identidad falsa en redes sociales, y que actualmente en el Sistema de Información del Talento Humano del Ejército Nacional, con su verdadero nombre y número de cédula, no figura en la base de datos.

La preocupación de la familia pasa por pensar que esta persona le haya hecho algo, o que quizá la haya involucrado en algún hecho criminal.

Fuente: El Tiempo

 

(Visited 113 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *