Menor de cinco años fue abusado sexualmente por un joven en Bucaramanga

El padre de un menor de cinco años, quien semanas atrás fue abusado sexualmente por un joven de 21 años en su vivienda, ubicada en el barrio Pantano l de Bucaramanga, busca que se haga justicia con el agresor ya que además de someterlo a tocamientos, lanzó al pequeño por un segundo piso.

Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado 16 de octubre, cuando el abusador, hijo de los dueños de la casa donde vive la familia de la víctima, se encerró con el menor en un cuarto de la vivienda.

Le puede interesar: Yoryin y Odin dan nuevo golpe a narco- encomiendas en Bucaramanga

“El muchacho es el hijo del dueño de la casa, lo llamó y mi hijo fue. Lo encerró en una habitación y como la ventana no tiene marco, tapó con una sábana, ahí trató de abusarlo, pero el niño no se dejó”, afirmó el padre.

El joven, al parecer, tapó la boca del niño para que no gritara e insistió en los tocamientos, pero este se resistió nuevamente.

“Parece que se cansó o desistió, entonces se le hizo fácil botarlo por la ventana hacia el pastizal que queda abajo. El niño comenzó a gritar, la mamá y la hermana lo escucharon y lo auxiliaron”, añadió el progenitor de la víctima.

Le puede interesar: Dos bares fueron sellados en Bucaramanga por incumplir las medidas de Bioseguridad

La madre del pequeño corrió al CAI de la Joya con el niño y los Policías lo llevaron a un centro médico, cuando la patrulla llegó al sitio a buscar al presunto abusador, la comunidad trataba de tomar justicia por su cuenta, así que lo pusieron a salvo, pero luego lo dejaron en libertad.

“Yo lo que quiero es que no le pase a ningún otro niño lo que le pasó a mi hijo. A ese tipo lo soltaron supuestamente porque no fui a poner el denuncio a tiempo. Se acerca el día de los niños que por favor los padres no los descuiden un instante”, aseguró el papá del menor, quien ya denunció formalmente ante la Fiscalía y recibe acompañamiento del ICBF.

Le puede interesar: Procuraduría levantó sanción contra la alcaldesa de El Socorro

Afortunadamente el niño de cinco años no sufrió lesiones de gravedad, y actualmente se encuentra hospitalizado y bajo seguimiento médico y psicológico en el Hospital Universitario de Santander, mientras que su agresor sigue libre.

(Visited 2.041 times, 12 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *