Parte II | Niño dio alertas sobre presunto abuso en su colegio

El pasado viernes denunciamos un presunto abuso sexual cometido por un docente de deportes contra un menor de tres años, en hechos ocurridos en un prestigioso colegio de Bucaramanga, cuyos directivos admitieron que hay una investigación en marcha.

Para continuar con la narración de los hechos, que han sido muy comentados en redes sociales, queremos poner en evidencia algunos detalles que usted como padre de familia debe tener en cuenta para que no les pase lo mismo a sus hijos o familiares. Esa es la gran virtud de esta historia.

Y tenga mucho cuidado, el depredador puede estar más cerca de él, de lo que usted se imagina.

La familia del bebé que tristemente se vio involucrada en este caso dejó profundos mensajes a la opinión pública, para evitar que se repitan estos lamentables y horrorosos hechos contra niños, niñas y adolescentes. 

Le puede interesar: Familiar de bebé abusado en prestigioso colegio narra lo sucedido

Para empezar, señalan que es muy extraño que un niño que ame hacer alguna cosa especial, de un momento a otro empiece a tenerle miedo, y si así sucede, es porque algo anda mal, y no hay que dudar en investigarlo.

Según la fuente consultada, el menor amaba ir a piscina, sin importar la condición del agua, fría, tibia o caliente.

“El niño amaba estar en la piscina, no quería salirse de allí. El primer día fue súper emocionado al colegio para su clase de natación y luego, era un miedo, algo extraño pasaba”, nos contó su familiar.

En el colegio hay clases de natación los lunes y miércoles, pero de un momento a otro, según nos contó la persona entrevistada, cuando el niño veía a su familia alistarle el vestido de baño, el domingo en la noche, suplicaba “que por favor no se lo echaran”.

Le puede interesar: Presunto caso de abuso sexual en prestigioso colegio de Bucaramanga

La persona entrevistada nos dijo que algo para destacar es que también hubo quejas por parte de los docentes a su familia, según las cuales, “al pequeño no le gustaban los deportes”.

¡Tenga en cuenta papá..!

Según la historia, a la edad de tres años los niños no “tienen ninguna malicia”, y es bastante curioso que el pequeño llamara a su profesor como “una persona mala, cuando por lo general él hacía amigos en menos de nada y tenía bastante afinidad. Algo estaba sucediendo…”

Puede que ante los comportamientos poco frecuentes de los niños, los padres en un momento determinado lleguen a darse ellos mismos razones y justificaciones, por ciertas circunstancias que se viven dentro de un entorno educativo que es nuevo para el menor.

Por ejemplo, en el caso del bebé, su familia concluyó que no quería volver a las clases de natación, porque el agua era fría. Y nunca imaginaron nada horrendo y absurdo a su alrededor.

“De un momento a otro los papás empezaron a decir que estaban muy preocupados porque los niños se estaban resfriando debido al agua fría de la piscina, y concluimos que era que no le gustaba el agua así de fría”.

Le puede interesar: Justicia | A la cárcel hombre que abusó de 8 menores en Santander

En su momento la familia habló con la sicóloga de la institución educativa y le comentó que al niño ya no le gustaba la piscina, y buscaron respuestas en ella para que les ayudara a conocer o a motivar al pequeño a regresar con afecto a sus clases de natación.

Asegura la fuente consultada que la familia nunca sospechó del docente, porque no tuvieron contacto con esa persona, y además siempre su relación fue con la directora del curso y la auxiliar.

Por ello aconsejan conocer a todas y cada una de las personas que tendrán contacto con sus hijos en cualquier entorno al que vayan a ir o permanecer, así se le considere muy profesional en lo que hace. 

Mensaje

Hoy, su familia lamenta no haber tomado cartas en el asunto cuando el pequeño empezó a dar pistas de que algo estaba pasando.

“Créanles. Cuando un niño le diga algo a su familia, a sus padres, a sus hermanos o amigos, actúen. Tal vez algo está pasando”, nos dijo con una profunda tristeza la fuente, durante la entrevista.

Lo más triste de la historia es que debido a que en el lugar donde sucedieron los hechos, no hay cámaras, la afirmación del pequeño puede ser considerada como parte de su imaginación, o tal vez el victimario habría aprovechado esa aparente circunstancia, pensando de forma premeditada que no habría evidencias que certifiquen el vil ataque y abuso sexual.

Le puede interesar: Lamentable: Nuevo caso de suicidio en niña de 8 años por abuso sexual

Sin embargo, y eso es lo paradójico de esta historia, que mientras algunos niños a su edad todavía no hablan mucho, en este caso fue la vivacidad del propio bebé la que condujo a frenar a este sujeto.

“A los niños se les quiere, se les valora y se les respeta”, es el mensaje contundente de su familia para todas las personas.

Este lunes les presentaremos lo que dicen los directivos del plantel educativo, a quienes hemos buscando para conocer su versión.

 

(Visited 156 times, 1 visits today)
Carolina Torrado, periodista digital de lo que pasa hoy en Bucaramanga y las últimas noticias de Santander, Floridablanca, Girón y Piedecuesta. Oro Noticias, para estar bien informado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *